En lugar de muerte promueven un ‘suicidio cruzado’

El archivo de la Ley de Inversiones en la Asamblea Nacional del Ecuador. La denuncia sobre supuestos chantajes del expresidenciable Xavier Hervas y varios legisladores, a cambio de votos. La aprobación de más de 268 amnistías, que incluyeron 60 personas judicializadas por las protestas de octubre de 2019, como los correístas Paola Pabón y Virgilio Hernández.


Estos y otros hechos ocurridos en las últimas semanas han configurado un ambiente político propicio para invocar al fantasma de la muerte cruzada. Así -dicen sus defensores- se contribuiría a la gobernabilidad, pues se disolvería la Asamblea Nacional y los ecuatorianos irían nuevamente a las urnas para elegir presidente y legisladores.

Pero… aunque un respetable grupo de analistas, periodistas e influencers plantean que es el mejor momento para ejercer este recurso consagrado en el Artículo 148 de la Constitución, no significa que sea un sentir generalizado en la ciudadanía y, sobre todo, que represente la mejor alternativa para superar la crisis actual.


Collage con portadas online de medios ecuatorianos.

Existen razones de peso para creer que, en lugar de una muerte, se podría configurar un suicidio cruzado:


Si se adelantan las elecciones, la oposición podría sacar ventaja. Tras la derrota de Andrés Arauz en las presidenciales, lo que quedó de la estructura correísta se reorganizó para retomar y reforzar el trabajo político en el territorio. Esto les da una ventaja estratégica, pues las otras fuerzas han permanecido prácticamente inactivas; cediendo espacios.


Los nuevos comicios, además, harían que la agenda pública y el accionar de los actores políticos se enfoque precisamente en buscar el voto, postergando otra vez el tratamiento de problemas urgentes como la falta de seguridad y el empleo.


El periodo de gracia que el Presidente Guillermo Lasso tendría para gobernar vía decretos tras la muerte cruzada, no le permitiría incrementar su capital político de cara a las nuevas elecciones.


Las decisiones que se deben tomar para evitar que la economía colapse -tras el desastre provocado por los anteriores regímenes- son impopulares. Enfrentaría un desgaste natural que impedirían su retorno al poder. Entonces, los cambios promovidos podrán ser revertidos por el nuevo Gobierno de oposición.


En suma, la muerte cruzada es una opción cortoplacista, riesgosa y que sacia un sentimiento de revancha, que un pensamiento estratégico. En democracia, la resolución de los conflictos lleva tiempo, requieren de cabeza fría y una visión integral que incluya el mediano y largo plazo.


Si la Asamblea insiste en obstaculizar el desarrollo del país, se debe aplicar los recursos establecidos en la Ley para depurarla sin que esto implique nuevas elecciones. De lo contrario, el suicidio no sería solo de un Gobierno, sino de un país.


Si quieren leer más análisis puedes dar clic aquí: La importancia de la gobernabilidad interna Prolijidad política

123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo