top of page

La seguridad de Quito, hecho gato

Un gato provocó alboroto en el tejado del Municipio de Quito y honestamente, esta no es una alusión particular a ningún concejal. Literalmente, el minino se coló en un mensaje difundido por la cuenta oficial del Concejo Metropolitano de Quito y se volvió una de las publicaciones más relevantes de mayo.


“Nos vale gato la seguridad de los quiteños”. Eso fue lo que se leyó en la red social X, poco después del mediodía de aquel 21 de mayo de 2024. El mensaje fue borrado poco tiempo después. Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, fue eternizado gracias a las capturas de pantalla de los ávidos usuarios.



Frente a su difusión masiva, las autoridades explicaron que se trató de un hackeo. Lo cual sorprendió considerando la rapidez con la que se recuperó la cuenta. Luego, el Concejo prefirió no ahondar en el tema públicamente por lo que quedó flotando en el aire la morbosa duda. ¿Quién fue el gracioso, resentido o el despistado que confundió las cuentas al momento de publicar?


El caso es que pudo pasar como un tropiezo digital más si no hubiera sido por el momento y el contexto en que se dio. Cuando la ciudadanía, en redes sociales, estaba con estupor, por hechos de inseguridad y, luego, por decisiones políticas. Un ciudadano perdió el ojo tras recibir un disparo en el norte de Quito. En las imágenes de las cámaras de seguridad cercanas, que se difundieron el 14 de mayo, se observó cómo él intentó defenderse durante el robo de su vehículo y, de pronto, los armados lo atacaron a mansalva.


La noche del lunes pasado, en cambio, se vio cómo cuatro personas huían en un vehículo rojo luego de sustraerse la mercadería de un local ubicado en la Av. República del Salvador y Portugal, en pleno sector comercial de la capital. Además, en la conversación digital influyó la alerta que encendió el concejal Wilson Merino, el 21 de mayo pasado, justo el día en el que se tomó las redes sociales el gato del posteo.


“Triste. Desde hoy en Quito hay dos tipos de barrios: aquellos donde vive el alcalde o los concejales, recibiendo recursos adicionales contra la inseguridad, y el resto barrios…”, dijo en referencia a la Resolución No. CDMQ-030-2024, aprobada el día 15 de mayo de 2024. Ahí se disponía la instala ción de un sistema de alarma interna en los barrios donde se encuentran ubicadas la residencia del alcalde y de los concejales.

En la esfera digital se registraron 1 100 publicaciones, hasta el pasado 30 de mayo. La consultora de comunicación digital Content Manager Ecuador hizo un estudio de Escucha Social con la herramienta Social Alert.


El tema de las alarmas tuvo un alcance de 3.9 millones y 2 900 comentarios de la ciudadanía. Principalmente en las redes sociales X, Facebook e Instagram, aunque también en las publicaciones digitales de los medios que recogieron los hechos.


“La verdad pura y sincera. La vida y seguridad del alcalde y concejales es más valiosa, por eso priorizaron cámaras de seguridad en sus residencias. Los demás valemos gato”, reclamó Anilu Benites, en Instagram. “Hackers o no, es la verdad. Quito es un caos. Tráfico, basura, desorden, corrupción, delincuencia, etc🤬”, agregó Paúl Sevilla Celi en la misma red social.


El alcalde de Quito, Pabel Muñoz, señaló que la información fue tratada de forma irresponsable por parte del concejal Merino, en otrora ‘team’ de campaña electoral. El contexto de la decisión -agregó Muñoz- fue la escalada de violencia que ha segado la vida de alcaldes y concejales en el país.


Las alarmas, según el Municipio, no se instalarán en los domicilios de los concejales, sino en los barrios considerados con riesgo. Más allá de la discusión en torno a la coyuntura, lo que sí provoca alarma a la ciudadanía es precisamente la impotencia, la indignación, la sensación de estar desprotegidos frente a los criminales.


La inseguridad fue la principal preocupación del 94% de personas encuestadas, de acuerdo con el estudio Quito Cómo Vamos 2023. En la actualidad, al menos de forma cuantitativa, empero, es imposible tener una idea de lo que está pasando. El Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana del Distrito Metropolitano de Quito tiene estadísticas solo hasta enero de 2024, cuando le fueron favorables, en comparación con 2023.


Esa falta de acceso a la información que debería ser pública es realmente lo hecho gato porque, ¿cómo se pueden tomar decisiones estratégicas sin datos?


Publicada originalmente en Notimercio


También pueden leer:


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page