Viteri y su "Mensaje a la Nación"

En comunicación política, nada es (o debería ser) casual. El autodenominado "Mensaje a la Nación" emitido este 30 de mayo de 2022 por la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, se dio en una coyuntura particular: la precampaña.


Viteri tiene varios retos electorales por superar, si en verdad quiere la reelección en febrero de 2023. Uno de estos es la inseguridad en Guayaquil. El Puerto Principal es una de las urbes más violentas del Ecuador.


Solo entre enero y el 25 de mayo de este año hubo 552 muertes violentas. Varias conmocionaron a la opinión pública y coparon los titulares de los medios de comunicación por las circunstancias en las que se dieron.

Luego de tres años de administración, la alcaldesa de Guayaquil no ha podido mostrar un hito destacado en seguridad. Es verdad que las principales competencias son del Gobierno Central, sin embargo, el cabildo sí tiene campo de acción legal para actuar. Además, pudo asumir un liderazgo político para trabajar con los otros actores vinculados a la seguridad.


Por tanto, y considerando que en el poco tiempo que le queda será muy difícil que logre un golpe de efecto destacado, su equipo optó por desmarcarse de la seguridad trasladando la responsabilidad al Gobierno de Guillermo Lasso.



Es el mejor momento para hacerlo, porque el Partido Social Cristiano (PSC) es el sector de la oposición que mejor puede capitalizar los altos índices de inseguridad. El correísmo está atado de manos, por sus relaciones con figuras vinculadas al crimen organizado, como Leandro Norero, quien fue detenido por lavado de activos.


La Policía cree que financiaba a una de las bandas más violentas y peligrosas en el país llamada Los lobos. Su foto, junto a figuras de la Revolución Ciudadana como el expresidente Rafael Correa, se viralizaron en redes.


Mano firme


En los diferentes estudios pre-electorales sobre el perfil del líder político que busca la ciudadanía en territorios como Guayaquil, se destaca como característica principal que tenga mano firme y que adopte una posición dura frente al cometimiento de delitos.


Eso precisamente fue lo que intentó mostrar Viteri, al lanzar su mensaje. “Queremos ver a los delincuentes besando la tierra contra el piso”, dijo en su alocusión, que fue transmitida por televisión abierta. “La policía y el ejército deben tener la orden de disparar al criminal”


Al final, la alcaldesa de Guayaquil reafirmó lo que dicen las encuestas: “No queremos personas temerosas y débiles”, en una clara alusión al presidente Guillermo Lasso y tratando de dejar un elemento diferenciador.


Pero, además, Viteri aprovechó para intentar autoproclamarse como una líder nacional y la representación de los gobiernos locales. Aunque nadie se lo haya pedido, habló en su nombre y los defendió.


Así, avanzó en la superación de otro reto electoral que le hace sombra: el dejar de ser un caudillo local y tratar de extender el dominio del Partido Social Cristiano a otras provincias de la Costa que no sean Guayas y El Oro.


Para que eso ocurra, debe lograr que la opinión pública crea que el PSC es una fuerza capaz de arrasar en las siguientes elecciones. De eso dependerá que se pueda atraer recursos para su campaña y más adhesiones. Ahí, los medios de comunicación también jugarán un papel fundamental, si logran ser atraídos por el anzuelo político que lanzó Viteri.


Pueden leer más análisis en:

La historia del matrimonio PSC-Correísmo

Elecciones y crimen organizado

52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

'Hijueputa'