top of page

Una familia de telenovela vive en Carondelet

Actualizado: 4 mar

Para los gobiernos, las telenovelas son casi igual de beneficiosas que para las empresas televisivas. El melodrama es un poderoso recurso de distracción y entretenimiento que capitaliza emociones y brinda temas de conversación comunes, que cualquier persona puede entender y comentar.


Además, se sostiene en historias reivindicadoras que el o la ciudadana promedio quisiera encarnar en la vida real, aunque -como señala Carlos Monsivais- se apele a estereotipos y prejuicios conservadores.


Por ejemplo, el de la bella protagonista de origen humilde que se enamora del joven rico y apuesto con el que tiene que enfrentar una serie de vicisitudes antes de poder estar juntos y vivir para siempre como una familia perfecta.


Tomado de la cuenta de IG del presidente Daniel Noboa


De esa manera se ha ido construyendo la trama en torno a la familia del presidente del Ecuador, Daniel Noboa. La protagonista: Lavinia Valbonesi, Primera Dama, de quien se ha reivindicado su origen modesto y las barreras que ha tenido que romper para ser, primero, una modelo e influencer de redes sociales y, posteriormente, la esposa del Presidente y madre de sus hijos.


Ese vistazo a la vida privada no es casual. En comunicación política, la familia tiene el poder de humanizar al político, compensa el lado oscuro de la gestión pública, ayuda a conectar mejor con las audiencias y hasta se convierte en un salvavidas en momentos de tensión social, pues se vuelve un tema de conversación que relaja a las audiencias.

Cuando Noboa fue criticado en su posesión por su discurso elemental, el foco se puso en las travesuras de su hijo Alvarito. Cuando se encaminó el incremento del IVA del %12 al 15%, la comunicación oficial apuntó al retorno de Valbonesi al país, tras el nacimiento de su segundo hijo Furio.


Esta semana, el viaje de la Primera Dama a Estados Unidos para reunirse con la esposa del presidente Joe Biden se difundió justo cuando aparecieron nuevos hechos de inseguridad en el país que levantaron alertas. También en plena pugna de poderes en la Asamblea Nacional y tras las criticadas declaraciones del presidente Noboa en RTS donde invitó a la ciudadanía a trabajar “igual de duro que el Gobierno” para poder comprar varios platos de comida.


Este uso político de la familia no es nuevo. Al expresidente Jhon F. Kennedy lo ayudó para posicionar una imagen de padre abnegado y su esposa, Jacqueline, cautivó tanto los corazones que incluso fue la primera en grabar un spot electoral en español.


Si bien Juan Domingo Perón ganó la presidencia de Argentina, su esposa Eva Duarte fue determinante. A tal punto que, posteriormente, se convirtió en un ícono del peronismo y de la cultura política internacional. En la historia reciente está también la familia Obama. Michelle cautivó a los medios de comunicación y las redes sociales volviéndose una celebrity.


Aunque la mayoría de estas historias tienen un final feliz, no ocurre en todos los casos. En México, la actriz Angélica Rivera, conocida como 'La Gaviota' por su participación protagónica en la telenovela Destilando amor, se separó de Enrique Peña Nieto tan pronto terminó su presidencia.


Su popularidad comenzó a caer cuando una investigación periodística reveló que la casa donde vivía la pareja presidencial fue comprada a un empresario a quien se favoreció con contratos del Gobierno.



En Ecuador, los capítulos de la historia de la familia presidencial apenas se están desarrollando. Valvonesi ha recuperado su protagonismo luego de recuperarse de su parto. En sus redes sociales dejó a un lado los posts de fitness y modelaje y los cambió por las actividades de su agenda oficial como la “primera servidora del Ecuador”. Así se autodefine en su bio.


Su reaparición no pudo ser en un mejor momento. Noboa ha dicho que buscará la reelección y podría repetir la historia de su padre, Álvaro. Él eligió como binomio a su esposa Annabella Azín para las presidenciales de 2009. No ganaron, pero atrajeron muchos reflectores. 



También pueden leer:

151 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page