top of page

Mayra Salazar, el vórtice del tornado llamado Purga

Un inusual tornado digital se formó en las redes sociales en el arranque de la segunda semana de marzo alimentado por la derrota de Marlon ‘El Chito’ Vera, en la UFC, el incremento del IVA, la contradicción de las cifras de empleo del Gobierno, las nuevas revelaciones del Caso Purga y las graves y preocupantes denuncias por  agresión sexual.


Sin embargo, hubo un tema en particular que se superpuso en torno a un nombre que dejó de ser desconocido para el Ecuador: Mayra Salazar. Ella, que construyó su marca personal como comunicadora, relacionanista pública, activista social, asesora y hasta funcionaria judicial, se ha vuelto el vórtice del tornado llamado Purga.

Este caso, liderado por la Fiscalía General del Estado,  ha develado la relación entre el crimen organizado, el poder político y el poder judicial. Cada día se conocen nuevos detalles que alimentan el tifón. 


Entre el lunes 11 de marzo de 2024 y el jueves 14 del mismo mes, se registraron 2.350 usuarios únicos, que corresponden a la cantidad de personas que participaron en la conversación. Es decir, que mencionaron a Mayra Salazar en la esfera digital. 


Las cifras fueron recabadas con la herramienta Social Alert, de Golden, y analizadas por el equipo de Content Manager Ecuador. Se hicieron 4.804 publicaciones y hubo un alcance de 18.2 millones en el mismo periodo. 


La información recuperada del equipo celular de Salazar permitió evidenciar su relación con el narcotraficante abatido Leandro Norero y otras personas sentenciadas o buscadas por la justicia por corrupción. 


También, según la Fiscalía, las actividades logísticas que habría hecho para el correísmo, en la última campaña. Salazar coordinó la entrega de material electoral por pedido del exlegislador Ronny Aleaga.


De igual forma se la señala por haber sido un punto focal en la Corte de Justicia del Guayas para conseguir fallos judiciales bajo pedido e incluso negociar damas de compañía para sus ‘amigos’.


El 14 de marzo pasado hubo un pico digital en torno a nuevos chats de una conversación donde Mayra Salazar se escribe con un usuario identificado como Carlos Grijalva. Ahí se refieren a las posibles causas del asesinato (lavado) del creador de contenidos Jonathan Sánchez, conocido como la Polilla.


Los usuarios digitales se preguntaron cómo, una mujer aparentemente desconocida y común, logró convertirse en una operadora a ese nivel, sin que al menos despierte sospechas. 


La explicación es más simple de lo que parece: su posición privilegiada, como asesora, funcionaria judicial y al frente de una fundación de ayuda social, le permitió tener conexiones con figuras en cargos relevantes. Además, su ‘gestión eficiente’ le hizo ganarse la confianza de los involucrados en las redes de corrupción, a tal punto que se hizo necesaria para sus operaciones. 


En Guayas muchas figuras políticas, judiciales e incluso de la farándula se relacionaron con Salazar. No obstante, a la luz de los hechos, hoy la desconocen. Muchos ignorantes de que todo lo que se dice y hace en el a esfera digital deja una huella que se seguirá conociendo conforme avance el tornado destruyendo todo a su paso.  



Publicado originalmente en Notimercio del 16 de marzo de 2024


También pueden leer:


217 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page